La importancia de emprender y pedir ayuda.

En el artículo anterior vimos que caminar, igual que emprender en equilibrio y pedir ayuda cuando lo necesitas es la única forma de disfrutar del camino.

Si no lo has leído PINCHA AQUÍ y empieza por allí para que entiendas mejor este artículo.

Ahora vamos a seguir con la historia de mi aventura nocturna donde entenderás

  • por qué improvisar no siempre es una buena práctica
  • y la importancia de pedir ayuda y aprovechar la experiencia de los que ya conocen el camino que tú quieres recorrer.

Por qué improvisar no siempre es una idea genial

Como te contaba mi plan “Equilibrio” fue todo un éxito…

Caminar con peso en la espalda y con el apoyo de un sólo bastón me estaba generando dolor de espalda.

Afortunadamente encontré una rama de un árbol caída lo bastante alta y resistente para usarla de segundo apoyo y así lograr el equilibrio que haría que el dolor de espalda desapareciera.

Hasta aquí genial! Sin embargo la alegría tenía una contrapartida un poco más oscura.

Mientras caminaba entre piedras y arbustos, un pequeño traspiés hizo que tropezara con mi “bastón improvisado” con tan mala pata que una de las astillas del palo rozó fuertemente con mi pierna y me hizo un corte no muy profundo pero sí doloroso.

¡Ayyyyy, con lo bien que iba!

¡Qué mala suerte! pensé al principio… o buena suerte… nunca se sabe 😉

Afortunadamente con la ayuda del guía, un poco de agua y clorixidina  pude proseguir el camino, y además con dos grandes aprendizajes…

“Lo improvisado te sirve una vez y hasta puede ser divertido pero

no lo conviertas en un hábito porque tiene sus riesgos”.

Y por otro lado…

“Caminar acompañada igual que emprender y pedir ayuda,

es básico para llegar a donde tú quieres”.

ya lo decía el sabio Confucio.

emprender y pedir ayuda - esperanza sanchez

¿Sabías que emprender y pedir ayuda a los expertos te ayuda a dormir mejor?.

Al llegar a la cima de la montaña, vaciamos las mochilas y lo dejamos todo listo para que justo después de cenar pudiéramos tumbarnos a disfrutar de la lluvia de estrellas.

Hasta las 2 de la madrugada (cuando caí muerta de sueño) logré ver 15 estrellas! Guau! todo un récord teniendo en cuenta que algunos compañeros sólo vieron 5 ó 7.

A las 6 am ya estaba despierta viendo el amanecer. Otro momento culminante que compensaba lo vivido.

Sin embargo, entre las estrellas y el amanecer, viví otra experiencia que me aportó otro grannn aprendizaje.

pide ayuda y dormirás mejor - esperanza sanchez

Las 4 horas que dormí fue en tramos de 30-40 minutos y cada vez que me despertaba tenía que cambiar la postura intentando buscar que el suelo no pareciera tan duro.

¡Bueno, la aventura lo merecía!

Sin embargo, por la mañana, hablando con el guía, descubrí algo que me dejó alucinada.

No es lo mismo dormir en una zona rocosa sobre una fina esterilla, que era mi caso… (¡y eso que pensaba que iba preparada!, jaja,) que hacerlo sobre un colchón hinchable (que era lo que llevaba él).

Sobre todo porque además de permitirle dormir blandito, descansar y disfrutar la noche, una vez plegado ocupaba y pesaba como ¡¡6 veces menos que el mío!!.

¡¡Ahhhhhh…no lo podía creer!! jajaja, bueno, es lo que tiene la experiencia.

Mi conclusión fue: ¡Aprovecha su experiencia la próxima vez y pregunta antes de salir de casa!.

El tema es que a pesar de ser novatos actuamos como si lo supiéramos todo, y nos aventuramos con la confianza de ir resolviendo lo que surja por el camino.

Y como digo eso está bien para casos extraordinarios, pero si te gusta la montaña al final terminas preparándote lo mejor que puedes.

Pues lo mismo pasa en la vida y en el emprendimiento. Aprender de nuestros errores y sobre todo aprovechar la experiencia de los que ya conocen el camino que tú quieres recorrer, es algo que te ahorrará mucho dinero, tiempo y quebraderos de cabeza.

Además de que si caminas sola es más probable que te pierdas o no llegues a la meta.

Y eso es lo que le sucede a muchas madres y mujeres emprendedoras (y a los hombres también, por supuesto).

Las estadísticas son contundentes y son prácticamente iguales en todo el mundo, aproximadamente el 75% de los emprendedores que empiezan cada año no llegan a los primeros 2 dos años de vida y del 20% restante, solo un pequeño porcentaje llega al 5º año y aún un menor porcentaje llega a los 10 años.

El problema es que nos cuesta horrores pedir ayuda y aprovechar la experiencia de los expertos, por una lado por la necesidad de demostrar que sí somos capaces y por otro lado porque nos conecta con nuestra vulnerabilidad, como si preguntar o pedir ayuda significara “yo no puedo o no soy capaz”.

Cuando en realidad… pedir ayuda significa: “No sé. Enséñame”. 

pedir ayuda te permite llegar a la meta - esperanza sanchezEse ha sido uno de mis mayores aprendizajes en la montaña y en mi emprendimiento.

Durante mucho tiempo intenté hacer las cosas por mí misma, y lejos de crecer o sentirme satisfecha, sólo me sentía agotada y cada vez más perdida.

Además de perder mucho tiempo y dinero.

Bueno, hoy sé que nada de eso ha sido una pérdida sino una experiencia y una inversión para mi crecimiento.

Pero cuando me di cuenta de que era mejor emprender y pedir ayuda, y así dejarme guiar por los que ya sabían, todo fue más fácil y más rápido.

Sobre todo cuando tu deseo es vivir de lo que te apasiona y sabes que no quieres pasarte la vida probando y luchando, sino disfrutando y compartiendo tus talentos.

Por lo tanto, ya sabes, si aún no has empezado a emprender o las cosas no están saliendo como te gustaría, déjate siempre guiar por los expertos que ya pasaron por ahí y lograron lo que tú deseas.

Pues eso puede marcar la diferencia entre abandonar tu emprendimiento o hacer realidad tus sueños.

Ahora bien, y éste es otro aprendizaje que puedes sacar de este artículo, por la diferencia entre la felicidad que muestran las fotos y la historia que hay detrás que nadie te cuenta.

No te dejes llevar nunca por las apariencias, investiga y conoce bien a tus mentores, pues las imágenes y lo que te dicen no siempre es coherente con lo que hay detrás.

Bueno, ya conoces mi historia, ahora me gustaría leerte a ti. Déjame tu comentario y dime…

¿Eres de las que le cuesta pedir ayuda y prefiere hacerlo todo sola y aprender a base de errores y golpes, aunque te cueste más tiempo? 

¿o prefieres pedir ayuda y avanzar más rápido disfrutando de lo que haces?

Compártelo en los comentarios y así ayudarás también a otras mujeres.

Y si tienes claro que emprender con el apoyo de un guía o un mentor, es justo lo que necesitas para disfrutar, crecer y vivir de lo que te apasiona,  apúntate a la Masterclass “3 Obstáculos que te impiden vivir de lo que te apasiona y cómo vencerlos.   y descubre qué podemos hacer juntas.

Feliz día y recuerda…

Emprender no es una profesión, sino una transformación personal que empieza trabajando en tu SER.

El éxito de tu proyecto empieza trabajando en ti.

Hoy tengo un mensaje muy especial para las madres emprendedoras que tal vez no se consideran madres emprendedoras porque no han dado el paso, pues están todavía en la incertidumbre, no saben qué hacer, a que dedicarse o cómo hacerlo.

Si eres una de ellas, para empezar quiero compartir contigo una metáfora muy interesante que seguramente ya conoces.

La historia del bambú, es una planta que durante siete años, después de haber puesto la semilla en la tierra, no crece y parece que se haya secado porque no hay resultados, no hay crecimiento y si uno no lo supiera podría rendirse, porque siete años esperando que salga algo desespera.

Sin embargo, al cabo de siete años en tan solo treinta días puede llegar a medir hasta TREINTA METROS!! Woww imagínate!!  ¿qué es lo que ha pasado?…

Que ha habido todo un trabajo debajo de tierra de preparación, de fortalecimiento para que después todo eso pueda salir hacia arriba.

Pues ese mismo trabajo es el que nosotras tenemos que hacer para poder brillar y poder mostrar todo lo que somos.

¿Qué sucede? que durante toda nuestra vida hemos estado teniendo una educación que nos ha limitado, que no nos ha potenciado el mostrar lo que somos realmente y ahora tenemos que empezar por ahí, por el SER.

Muchas veces empezamos haciendo muchas cosas para tener un negocio grande y rentable, y tener dinero, hasta que nos damos cuenta de que no funciona.

¿Qué está pasando?

Que no hemos empezado por la raíz, por el SER.

Además… cuando hablo de trabajar en la base se rompe un paradigma y es que para emprender no hay que arriesgarse, no tienes que dejar tu trabajo, no tienes que tirarte a la piscina sin saber nadar, ni necesitas valentía ni coraje, no.

Eso sucede cuando vamos directamente a ponernos en acción, en cambio trabajar en la base significa que vamos a empezar a mirarnos por dentro y eso lo podemos hacer si tenemos otro trabajo, si apenas tenemos tiempo o si nos falta constancia

Mi propuesta es que vayamos avanzando juntas no desde empujarte, ni de impulsarte a qué venzas tus miedos a la fuerza, no, al contrario es un camino donde tú vas a marcar el ritmo.

Tú vas a escucharte y sobre todo vas a conocerte para que puedas crecer a tu ritmo sobre todo con la tranquilidad y la seguridad de que estás haciendo lo que te pide tu interior, tu SER.

Para mí… Ayudar a las Madres Emprendedoras, incluso a aquellas que aún NO han dado el paso, es influir en todo el planeta, por eso dale “me gusta” y comparte este post.

Sígueme en mi Fanpage https://www.facebook.com/esperanzasanchezmentora

o apúntate a mi masterclass “3 Obstáculos que te impiden vivir de lo que te apasiona y cómo vencerlos” en https://www.esperanzasanchez.com/masterclass-registro/

Y recuerda… el éxito de tu proyecto empieza trabajando en ti.

No siento que pueda aportar valor… ya todo está dicho.

“…Uno de mis más grandes problemas es que no siento que pueda aportar un valor a las personas, ya que todo ya está dicho en internet y siento que no puedo decirles nada nuevo que no puedan ya encontrar en Youtube o en alguna otra red social. Cómo puedo eliminar este bloqueo y tener confianza en lo que puedo aportar al mundo?”

Este es el comentario de una de las madres emprendedoras que hay en nuestro grupo privado de Facebook “Madre Emprendedora Libre y Feliz”, pero realmente son muchas las mujeres que se sienten así.

Yo misma también experimenté esa sensación cuando estaba empezando mi camino como coach y conferencista.

Así es que te entiendo perfectamente, por eso te voy a compartir las 3 claves que a mí me permitieron eliminar ese bloqueo.

En 1º lugar…

-No necesitas gustar a todo el planeta. Igual que unos viajan en coche y otros en avión, tal vez tus productos o servicios no enamoren a todo el mundo, pero siempre habrá alguien que te elija a ti.

Y lo mejor de todo es que no te comprarán a ti por lo que les aporta tu producto, pues tal vez es cierto que hay muchos parecidos en el mercado o en internet, te elegirán a ti por el toque especial que tú le das, porque les gustará tratar contigo antes que con otro que venda lo mismo.

La gente no compra tu producto, te compra a ti.

Por eso, tienes que descubrir qué te hace diferente y especial, porque en realidad tú eres única y nadie jamás podrá ofrecer lo que tú ofreces de la misma manera como tú lo haces.

Si aún no sabes qué es eso que te diferencia del resto, puedes preguntar a los clientes que ya te han comprado alguna vez, o a tus amigos, y que te digan qué es lo que más les gusta de ti. Eso te ayudará, aunque lo hermoso es que lo descubras tú y seas consciente de ello.

 

En 2º lugar…

¿Conoces la regla del 33?

Dicen que de todo el mercado habrá un 33% que odiará tu producto o servicio, otro 33% a los que les resultará indiferente, y otro 33% que lo amará.

Tu trabajo es mostrar y compartir con el mundo tu trabajo para que ese 33% que lo amará te pueda encontrar y comprar. Porque aunque no lo creas ellos te están buscando y esperando, A TI.

Y en 3º lugar, lo más importante…

No puedes ignorar lo que sientes, por muchos tips o estrategias que aprendas o apliques. Si sientes que no puedes aportar valor, que no tienes nada atractivo que ofrecer, o que nadie va a valorar lo que ofreces, tienes que empezar a desbloquear eso, porque sino todo lo que hagas será desde la mente, desde el esfuerzo y el sacrificio, y pronto te cansarás y rendirás, o simplemente los resultados no llegarán.

Síii, así es porque…

-Nadie te va a querer si tú no te quieres.

-Nadie va a valorar tu trabajo si antes no lo valoras tú.

Tal vez estés pensando que tú sí te quieres, y tú sí valoras tu producto o servicio, sin embargo la realidad te delata. Es decir, si sientes vergüenza a la hora de vender, sino te promocionas tímidamente, si hay esfuerzo en tus acciones o si los clientes y los resultados no llegan, todo esto son señales de que dentro de ti no hay coherencia.

Tu realidad habla de tu interior.

Pregúntate honestamente…

¿Valoro yo mi trabajo al 100%?

El cambio o el desbloqueo de lo que sientes no es un trabajo mental, es decir, no sirve de nada que te repitas mentalmente… “Yo me quiero”, “Yo me valoro”… como si fueras un papagayo.

Tu sentimiento y tus resultados, sólo cambiarán cuando trabajes en tu autoestima, en tus miedos, en tus creencias y en tus bloqueos emocionales.

Por lo tanto no te enfoques en descubrir cómo gustar a los demás para que te compren, mejor trabaja en tu ser y descubre cómo gustarte a ti misma para que tu luz sea natural y no forzada.

Sólo así encontrarás todo el poder y el valor que tienes para aportar y que realmente es el que te permitirá diferenciarte de la competencia.

Sólo cuando empiezas por el SER, logras HACER sin esfuerzo y así TENER lo que tanto deseas.

Mi consejo… busca una guía, que hay pasado por lo mismo que tú, que conozca el camino y haya logrado lo que tú deseas.

Nadie te ayudará más que alguien que te entiende por experiencia propia.

Alguien que te ayude a eliminar de raíz tus cadenas mentales y emocionales, así el cambio  será mucho más rápido, profundo y verdadero que si tratas de avanzar sola.

Ahora, si esto tiene sentido para ti y estás lista para el cambio… apúntate al Entrenamiento Gratuito de “El Sueño de tu Vida”.

Aquí vas a descubrir cómo emprender desde el SER para poder avanzar en equilibrio como madre y emprendedora.

Este entrenamiento contiene algunas de las mejores herramientas de mi programa avanzando, las cuales han sido responsables de resultados maravillosos. 

Ahora te toca a ti 😉 porque tú también mereces vivir de lo que tan bien sabes hacer y disfrutas.

Sólo pincha en este enlace y apúntate a mi masterclass “3 Obstáculos que te impiden vivir de lo que te apasiona y cómo vencerlos” en https://www.esperanzasanchez.com/masterclass-registro/

Después comparte este artículo ya que hay muchas mujeres que necesitan esto pero no lo encuentran.

Ahora… Dime… ¿Cómo vas a ponerte en pie y tomar acción?

 

¡Ya casi estás!

75%

Déjame tu mejor email para poder darte acceso al entrenamiento ahora mismo

Tu dirección será usada por Esperanza Sánchez para enviarte publicaciones, promociones de productos y/o servicios y recursos exclusivos. La Legitimación: es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mi plataforma de email marketing ActiveCampaign, ubicada en EEUU y acogida al acuerdo EU-US Privacy Shield. Siempre podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos enviando un email a info@esperanzasanchez.com o ante la Autoridad de Control. Encontrarás más información en la Política de Privacidad.